Beneficicos de realizar ejercicios durante el embarazo

Reduce el riesgo de complicaciones en el embarazo

En un estudio realizado en el 2012, las mujeres que participaron en programas de ejercicio cuatro veces a la semana eran menos propensas a desarrollar diabetes gestacional y menos propensas a tener cesáreas no planeadas que las que no hacían ejercicio.

mujer-embarazada-haciendo-ejercicios (1)

Menor probabilidad de complicaciones en el parto

En otro estudio sobre las mujeres en España, aquellas que se ejercitaron tres veces a la semana ganaron menos peso durante el embarazo y tenían menos probabilidades de tener bebés macrosómicos (o bebés que pesan más de cerca de nueve libras al nacer). Tener un bebé más pesado, a su vez, puede llevar a complicaciones tanto para la madre y el bebé durante el parto.

Mayor velocidad en la recuperación posterior al parto

Cuanto más aumente su estado físico durante embarazo, más rápido se recuperará físicamente después del parto. En el mismo estudio del 2012, las mujeres que hacían ejercicio se recuperaban más rápidamente después del parto, reanudando con las tareas domésticas más rápido que las que no hacían ejercicio.

Aumenta su estado de ánimo

Las mujeres son más susceptibles que nunca a la depresión durante el embarazo. La investigación ha encontrado que el ejercicio durante el embarazo reduce la depresión, la liberación de endorfinas que ayudan a mejorar el estado de ánimo mientras que disminuye el estrés y la ansiedad.

Baja la presión arterial

La presión arterial de vez en cuando sube durante el embarazo, pero en exceso y puede ser una señal de advertencia de preeclampsia. Un estudio demostró que manteniéndose activo (por ejemplo caminando con regularidad) ayuda a mantener la presión arterial eleve.

Disminuye el dolor de espalda y pélvico

No es ningún secreto que su creciente panza ponga presión adicional en su mitad inferior, lo que resulta en dolor de espalda baja y una pelvis dolorida. El ejercicio, sin embargo, puede resultar en una readucción del mismo durante el embarazo tardío.

ejercicios-para-embarazadas-680x365_c

Combatir la fatiga

El cansancio afecta a muchas mujeres durante el primer trimestre, y de nuevo al final del tercer trimestre. Aunque parezca paradójico, a veces consiguiendo demasiado descanso puede realmente hacer que se sienta más fatigada. Así, mientras que nunca se debe empujarse hasta el agotamiento, un pequeño empujón – por ejemplo, caminar o probar una clase de yoga prenatal – puede hacer una gran diferencia en su nivel de energía.

Mejorar el sueño

Mientras que muchas mujeres embarazadas informan que tienen más dificultades para conciliar el sueño, realizando ejercicio mejora la calidad del mismo y se despiertan sintiéndose más descansadas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *