Diferentes tipos de ejercicios de fuerza

El entrenamiento de fuerza trabaja sus músculos con algún tipo de peso o “resistencia”. Algunos ejemplos comunes incluyen el levantamiento de pesas o usar máquinas en un gimnasio. Pero también se puede utilizar su propio peso corporal al hacer flexiones y dominadas. O bien, puedes desafiar a tus músculos tirando de las bandas elásticas de resistencia. Estos pueden ser anclados bajo el pie, a una manija de la puerta o alrededor de una pata de la cama, por ejemplo.

limitantes-en-el-desarrollo-de-la-fuerza-muscular

Cualquiera que sea el ejercicio que utilice, existen cuatro tipos de técnicas para ayudarle a construir los aspectos clave de la fuerza. La diferencia clave entre las técnicas es el número de veces (repeticiones) que se realiza cada ejercicio.

Entrenamiento de la potencia muscular

Esta técnica tiene como objetivo mejorar la fuerza explosiva de un músculo, es decir, su capacidad para realizar un movimiento de gran alcance en un tiempo mínimo. Los ejemplos incluyen el lanzamiento en un sprint rápido o saltar. El entrenamiento de la potencia muscular se utiliza generalmente para ayudar a las personas a mejorar su rendimiento deportivo. Se trata de hacer una a seis repeticiones de cada ejercicio a la máxima velocidad. Dependiendo de los objetivos de formación, un programa de energía puede constar de uno a tres o tres a seis conjuntos. Para los ejercicios de alta intensidad, se recomienda un período de descanso de por lo menos dos a tres minutos.

Entrenamiento para la fuerza muscular

Todos los tipos de entrenamiento con pesas va a mejorar su fuerza. Sin embargo, esta técnica tiene como objetivo mejorar la fuerza absoluta – es decir, la capacidad de levantar o empujar grandes pesos. Se trata de realizar una a seis repeticiones de cada ejercicio realizado de forma relativamente lenta. Esto se puede hacer de tres a seis conjuntos con un intervalo de descanso de 1-2 o 2-3 minutos, dependiendo de la cantidad de peso.

Entrenamiento de la hipertrofia muscular

Este tipo de formación tiene como objetivo aumentar la cantidad de masa muscular en el cuerpo. Es especialmente útil para la pérdida de peso. También puede ayudar a lograr un aspecto delgado y tonificado. Para los adultos mayores, puede ayudar a contrarrestar o revertir la pérdida muscular relacionada con la edad que pueden conducir a la fragilidad. Para el principiante se recomienda hacer de 8 a 12 repeticiones de forma relativamente lenta, por lo general de una a tres series por ejercicio. Los períodos de descanso de 1-2 o 2-3 minutos son recomendables entre las series, dependiendo de la carga.

weak_strong_patent_versus

Formación para la resistencia muscular

Este tipo de entrenamiento ayuda a los músculos a poder seguir realizando un movimiento por un período prolongado de tiempo, como en el remo. La formación para la resistencia muscular implica hacer 20 repeticiones o más a una velocidad controlada, generalmente de uno a tres sets.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *